Archive for julio, 2009

Morbosos

Por Pedro:

Los morbosos son gente… ¿cómo decirlo?, a la que le mueven las cosas con las que cualquier otra persona se corta un poco (en el sentido de que pasa vergüenza). Aún así, este tipo de gente prolifera en la sociedad del presente, distinguiéndose de esta forma varios tipo de morbosismo (yo tampoco sé si existe la palabra, supongo que no, pero es mi blog y escribo lo que me da la gana).

1 MORBOSO DE MIERDA

Hace presencia después de que tú, cuando estás el campo, y ante la imposibilidad por contener tu esfínter, te retiras sigilosamente con el objetivo de vaciar todo lo que ya está sobrando en tu organismo, y cinco minutos, diez o un cuarto de hora más tarde (eso ya depende de la persona), vuelves y haces un comentario chistoso del tipo: – Buff, ¡qué a gustito me he quedado! o en su defecto ¡Cojones, pazo mierda he echao!

Bien, llegados a este punto, el primero de tus amigos que diga: -¡A ver!- ése es el morboso.

2 MORBOSO VIOLENTO

El morboso violento es una persona que se ríe, disfruta e interesa por el maltrato físico. No hay que confundirlo con un sadomasoquista, ya que el morboso violento sólo disfruta con el castigo ajeno.

Surge en un situación en la que te encuentras en la calle, en el instituto, en internet (o demás sitios donde habitualmente ves peleas) con una de ellas. Y en ese momento, tú, temiendo por tu integridad física y protegiendo tus pelotas de una posible patada que pueda escaparse de forma aleatoria de su rumbo, te retiras.

Pero en ese momento, tu amigo-conocido de vista el morboso violento dice: – ¿Dónde vas, tío tonto (encima te insulta)? ¡Espera, espera, que antes le ha pegao un muerdo en un brazo! Y se inclina hacia la pelea ligeramente encorbado y agistando los brazos.

3  MORBOSO SEXUAL

Este comentario será breve, es la típica persona que en conversaciones del tipo:

- Eh, pues el otro día vi un vídeo de un tío que se la mete a una burra. (No me preguntéis como llegan este tipo de conversaciones a mis oídos, el caso es que llegan).

Responde lo siguiente: – ¡Sí hombre! ¡Eso quiero verlo yo! (Se supone que se refiere al vídeo, de lo contrario no sería un morboso, sería un zoofílico y un enfermo asqueroso, más aún).

Bueno, la verdad es que cuando comenecé la entrada creía que iba a saber más tipos (que por otra parte seguro que los hay), de forma que sugiero a los lectores de este blog que hagan el favor de ponerlos en un comentario si se les ocurre otro.

*Suelo poner una foto en cada entrada, pero esta vez paso de poner una foto de un tío que se la está metiendo a una burra, podría quedar feo.

julio 31, 2009 at 10:34 pm Deja un comentario

Suposi t’oh! rios

Por Pedro:

Antes que nada, quiero disculparme en nombre del blog por la ”entrada de mierda” que ha escrito antes mi amigo. Yo, como soy una persona muy diferente que no necesita hablar de guarrerías para decir cosas con gracia, he decidido hablar de supositorios.

El supositorio: aquel viejo amigo que en nuestra más tierna infancia surcaba nuestros anos con el objetivo de restablecer nuestra salud con sus mágicas propiedades curativas. Ese artilugio con forma de bastón (bastón de célula, no bastón de garrota, que veáis que domino) que hoy en día no nos introducirían por el trasero ni aunque nuestra vida dependiese de ello. No, hoy en día hay personas como yo que hemos decidido que el culo ya tiene suficiente con lo que suelta como para meterle más cosas, que ése nunca puede ser su cometido.

Dicho esto, ¿por qué los supositorios desaparecen misteriosamente de nuestra vida cuando damos el estirón (o irrumpe vegetación en nuestras partes)? Bien, yo tengo una teoría.

Los supositorios sólo se fabrican para los niños o para los viejos, a los que su integridad física-anal se la suda, a unos por ignorancia y otros por deshuso. Aún así, niños como yo siempre preguntaban a menudo cuando su madre aparecía con ”el elemento” entre manos: ¿y no hay jarabe para esto? La respuesta solía ser no, y es raro, ya que que yo recuerdo nunca he tenido ninguna enfermedad de las raras, han sido todas del tipo gripe (no la gripe A, se entiende).

Pero yo era un incomprendido infantil en un mundo que no estaba hecho para que los niños se cuestionasen tales interrogantes acerca de lo que entraba o dejaba de entrar por su trasero. Ese mundo que rodea a los niños hace ver los supositorios como amigos más cercanos, de hecho, los farmacéuticos (los cabrones) los hacen de colores llamativos como rojo o amarillo, e incluso he visto una enorme campaña económica que gira entorno a los supositorios: ”los supositorios de regaliz”.

Sí amigos. Los niños compran caramelos con forma de supositorio que les saben a menta. Esto significa que son consciente de estar comiéndose una cosa cuyo uso principal es ser introducida a través del trasero y les da igual. Yo personalmente nunca he sido capaz, lo he hecho por respeto, porque habría vomitado en la cara de quien me lo hubiera ofrecido, y hubiese estado feo.

En conclusión, no sé quién inventaría el supositorio, barajo dos opciones: un homosexual o sadomasoquista, lo que está claro es que invade nuestra sociedad desde sus pilares y misteriosamente desaparece de nuestra vida cuando empezamos a ser conscientes de lo que nos estamos metiendo, con lo que no será tan necesario.

Bueno, me despido, que os den por culo*.

*Es broma, que sepáis que a mí me gusta tratar a la gente con respeto, lo que pasa que me parecía una forma original de terminar.

julio 30, 2009 at 11:41 am 2 comentarios

¡CAGADA!

Por GONZY:

Bueno amigos esta es mi primera entrada en este blog, si lo veis un poco flojo es normal tengo que habituarme a esto de que la gente lea lo que pongo. Por cierto, no me he presentado, soy gonzy.

Una vez acabadas las presentaciones (sólo la mía) empiezo poniendo algo que me he encontrado en uno de mis paseos por internet, especialmente por una red social llamada tuenti en la cual he encontrado un evento que me ha resultado algo gracioso, espero que ha vosotros os resulte igual.

EL EVENTO ES EL SIGUIENTE:

DICCIONARIO ENCICLOPEDICO DEL BUEN CAGADOR:
- Cagada “Fantasma”: esa cuando uno siente que se está cagando, se
sienta y no sale nada.
- Cagada “Limpia”: esa que uno caga, se limpia y el papel higiénico
está completamente limpio.
- Cagada “Húmeda”: aunque te hayas limpiado 50 veces, sigues
sintiendo el culo húmedo. Entonces decides ponerte un poco de papel
entre el culo y la ropa interior y sales del baño, disimulando la incomodidad.
- Cagada “Segunda Edición”: es cuando según acabas de cagar y te
estas levantando los pantalones por la rodilla sientes que todavía
queda más mierda por cagar y te vuelves a sentar.
- Cagada “Infla-venas”: esa en la que el simple hecho de ir a cagar
se convierte en un esfuerzo tan desmesurado que se te inflan las
venas de tu cuello y toda la sangre te sube a la cabeza. Apretando los puños y
dientes terminas destrozado de cansancio.
- Cagada “Isla”: esta ocurre cuando la cagada es de tales
proporciones que la mierda supera el nivel del agua formando una
pequeña montaña de tierra seca. Suele requerir dos tiradas de cadena para su
evacuación o un cubo de agua en algunos casos. Suele ocurrir en casas
ajenas.
- Cagada Explosiva: acompañada de ruidosos gases, que suelen ser
percibidos por todos los habitantes de la vivienda, a pesar del
desesperado intento de disimular tosiendo o encenciendo el grifo.
- Cagada “Alcohólica”: muy común después de una noche con mucho
alcohol. Se caracteriza por los pincelazos que deja a su paso sobre
las paredes interiores del inodoro y por tener una consistencia menos
sólida.
- Cagada “Parto Difícil”: ocurre cuando duele tanto al salir que uno
piensa que el tordo está saliendo de lado.
- Cagada “Splash”: es la que viene tan rápida y pesada que al caer en
el agua salpica todo el culo.
- Cagada “Exorcista”: esa que sale medio verde y amarilla, en la
que uno suele pensar que su culo esta poseído por el demonio.
- Cagada “Alta Sociedad”: el tipo de cagada que no tiene olor.
- Cagada “Exhibición”: tipo de cagada tan monstruosa que es difícil
creer que haya sido producida por un ser humano. El creador no tira
de la cadena y evita arrojar papel higiénico para que todos aprecien su
obra de arte.
- Cagada “Estalactita”: esa que parece venir en una sola tira y por
más que uno intente cerrar el culo, no se corta. Suele colgar unos
instantes hasta que uno comienza a agitar las caderas y al fin cae.
- Cagada “Sorpresa”: ese tipo de cagada que uno piensa que puede
aguantar entonces decide no ir al baño. Suele aparecer despues de un
pedo ardiente seguido por las palabras “me cago en la puta”. Solucion: tirar los calzoncillos y continuar la noche “comodamente”.
- Cagada “Santa Claus”: esas cagadas tan voluminosas que uno se
pregunta como se las arreglará para pasar por la tubería cuando uno tira de
la cadena.
- Cagada “Titanic”: esa que queda flotando y parece ser insumergible.
- Cagada “Diet o Light”: Ocurre cuando se caga tanto que uno se va
directamente a pesarse pensando que a perdido 5 Kilos.
- Cagada “Ritual”: es la que ocurre todos los días a la misma hora.
- Cagada “Opera”: la clase de cagada que es ayudada por canciones
estilo Pavarotti.
- Cagada “Mosca”: esa que se queda pegada a las paredes del w.c. y
que el agua no consigue despegar. Suele retirarse con un trozo de papel
higienico. Tambien suele ocurrir en casas ajenas.
- Cagada “Y ahora…?”: sucede cuando uno después de cagar observa
que no hay papel. Suelen sacrificarse pañuelos, hojas del periódico o
revista que se tenga a mano, los mismos calzoncillos e incluso el tubo de
cartón del rollo de papel higiénico.
- Cagada “Complejo”: es cuando te sientas en el trono con ganas de
cagar fuerte y lo unico que salen son cagaditas de oveja.
- Cagada “Fuego”: es cuando lo que te sale por el ano es un líquido
caliente amarillento que sale como spray te quema todo el ojete.
- Cagada pre-competitiva: Sucesión de cagadas en un corto espacio de
tiempo, de forma que suelen ir perdiendo densidad y aumentando el olor
conforme llega el momento de competir. En su variante judistica se
combina con el estilo “Y ahora..?”, dado que ningún polideportivo tiene papel
higienico.

ANÁLISIS DEL PEDO
Desde los tiempos de Noé, tirarse un buen pedo ha sido una virtud. Con el correr de los años el arte se fue perfeccionando hasta convertirse en un factor creador de indiscutible belleza.
Hoy la humanidad ha avanzado por el brillante camino de la civilización y es posible determinar, por el sonido o modulación del pedo al salir, el tipo de persona que se lo tira.
Hay pedos brillantes, sonoros, soplados, inoloros, alegres y calculados, los hay fríos, calientes, de largo o corto metraje y los hay fugitivos y voluntarios.
Su modulación tan importante depende de la posición en que se encuentre la persona al momento de tirárselo:
- Si está parada, el pedo saldrá con un sonido opaco cavernoso.
- Si hace el culito hacia afuera, será más aguado.
- Si hace flexión completa -como si fuera a levantar monedas del suelo- entonces el pedo saldrá con un sonido perfecto, resonante y melodioso. Su modulación también puede variarse levantando la pierna hacia atras.
Si en vez de dejar libre el transito del pedo, el individuo frunce y junta las nalgas, comete el peor de los delitos: el PEDICIDIO.
¡Nunca ahoge un pedo, pues es su mejor amigo!
Un eminente psicólogo naturalista, el Dr. Gaas Frömm Cullen, ha tenido la genial idea de identificar a las personas por medio del pedo. Aquí están los resultado de sus investigaciones:

ESTRATEGICO:
Se tira un pedo y lo disimula tosiendo.
GENEROSO:
Nunca le niega un pedo a nadie.
AMABLE:
Le encantan los pedos de los demás.
DESVERGONZADO:
Se tira un pedo en casa y pregunta “¿quién está golpeando la puerta?”
ORGULLOSO:
Se encarga de que todos sepan que el pedo es suyo
FOTOGENICO:
Se tira pedos frente al espejo.
CIENTIFICO:
Embotella los pedos.
DESAFORTUNADO:
Se tira un pedo y se caga.
DE MALA FE:
Se tira un pedo y le echa la culpa a otro.
ANTISOCIAL:
Sólo le gustan sus propios pedos.
PESIMISTA:
No se tira un pedo por miedo a cagarse.
RÁCANO:
No se tira pedos, para no gastarse el culo.
IMPUDICO:
Se tira un pedo y se caga… ¡de risa!
IMPULSIVO:
Se tira un pedo y después pide disculpas.
MISTICO:
Se tira un pedo sonoro en plena misa.

NOTA: Esta cadena fue iniciada por el famoso psicólogo japonés SIPUJA SEKAGA y tiene que ser enviada a 4 personas diferentes en un plazo no mayor de cuatro días, durante los cuales sólo deberá comer repollo, huevos cocidos, frijoles negros y rábanos, y tomar exclusivamente bebidas gaseosas, para alcanzar la perfección excremental.

NO ROMPA ESTA CADENA. EL ÚNICO QUE SE ATREVIO A HACERLO MURIÓ POR CULPA DE UN PEDO CONTENIDO.

julio 29, 2009 at 2:38 pm 1 comentario

Teletexto de TVE

Por Pedro:

Efectivamente, esta maravilla de la literatura estaba en el teletexto (lo de maravilla es broma, en realidad es una mierda). Yo, escéptico en un principio, me he tomado el derecho de comprobarlo en otras páginas porque no pensaba que fuera verdad, y así es, es tan cierto como que falete es humano (lo de hombre o mujer hay que estudiarlo).

La noticia en cuestión es la siguiente:

julio 28, 2009 at 12:56 pm Deja un comentario

Estreno del blog

Por Pedro:

Pues nada, eso, que básicamente es lo que dice el título, comenzamos un blog principalmente para exponer nuestras ”peculiares” ideas sobre las cosas (no es que ponga ”cosa” porque no sepa la palabra que quiero decir, sino a que hablaremos de todo en general, no os creáis que soy un inculto).

En los próximos días, los locos, aburridos y locos aburridos que tengan el honor y la gentileza de desperdiciar su tiempo (que por otra parte no tendrá mucho valor, ya que nos referimos a gente que  derrocha el tiempo en sitios como éste) leyendo esto, encontrarán en este blog un sinfín de ingeniosos e inteligentes comentarios, a cada cual más gilipollesco (es una palabra que no existe pero que debería de existir), que esperamos os cause por lo menos una ligera sonrisa, aunque si queréis también os podéis descojonar pegando golpes con la palma de la mano sobre la mesa o tirando cosas (por ejemplo), eso ya como vosotros lo veáis.

No es la primera vez que tengo un blog, el antiguo lo dejé porque soy un perro, y empiezo las cosas con muchas ganas y luego a la semana ya me la refanfinflan, momento en el que empiezo otra cosa con muchas ganas. Por este motivo, si un día lo estáis leyendo y véis que hace un mes (o un año), que no se actualiza, eso significara que nos ha dado por otra cosa y que hemos decidido dar por culo (no en sentido literal) a los lectores de este blog. Para remediarlo, de vez en cuando meteremos algunas de las mejores entradas del antiguo blog, dentro de una sección llamada… ”Entradas clásicas del antiguo blog” (no es muy original pero de todas formas se me acaba de ocurrir ahora).

¿Y qué mas va a haber? Sin duda os preguntaréis de forma ansiosa. Pues bien, como esto es una cosa que es mejor que no haga una solo, me he tomado las molestias de convencer a otras dos personas (que tampoco andan muy bien de la cabeza, para qué nos vamos a engañar) que tomen colaboración principal en el blog, ya sea con una sección del tipo comentar vídeos de Youtube, fotos… o con cualquier otra tontería, de forma que los comentarios sean lo más constantes posible.

Después de esta mierda de sermón incial, me despido ilusionado porque nos acompañéis en esta nueva andadura (joder, qué bien me ha quedado), y os aseguro que el blog os va a gustar*.

Muchas gracias.

*Os va a gustar sólo si sois unos cabrones, os reís de cosas como que se haga alguien daño (vamos que se pegue una buena ostia) o con chistes de culos. Si por el contrario sois unas personas con alto sentido de la moralidad y una madurez latente y patente, os aconsejo que no os volváis a meter aquí y que sigáis leyendo la sección de economía de El Mundo como estábais haciendo.

julio 27, 2009 at 2:26 pm 2 comentarios


Entradas recientes

Entradas anteriores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.